Instituto Civil de Tecnología Espacial

Vector Huayra

Proyecto de desarrollo industrial

El granizo es un fenómeno climático que se extendió a diversas regiones del país, generando pérdidas millonarias a los productores que lo padecen. Un equipo multidisciplinario del programa Aeroespacial Pampa Cielo, desarrolló el proyecto VAGX-HUAYRA, diseñado específicamente para ser usado por el sector agropecuario de las regiones de Cuyo, Noroeste argentino y el Alto Valle de Río Negro, donde el granizo afecta a la producción vitivinícola, de tabaco, legumbres y frutas respectivamente.

El proyecto VAGX-HUAYRA consiste en un sistema de cohetes para la lucha antigranizo que se activan cuando los radares meteorológicos detectan la formación de celdas de protogranizo. De forma automatizada, las lanzaderas de la central de tiro, disparan cohetes que ingresan en la nube granicera y descargan reactivos químicos a lo largo de su trayectoria, y así evitan la formación del granizo en tamaños nocivos.

Este vector autopropulsado tiene un alcance de 10km en la vertical, lo que le permite llegar a los centros de formación de granizo más altos que se producen en la provincia de Mendoza, incluso bajo las condiciones climáticas más adversas. A su vez, cuenta con un novedoso sistema de guía aerodinámico, que le permite una estabilización que asegura la descarga de los reactivos en el punto y momento exacto de formación del granizo en la nube. De este modo, la operación de lanzamiento de cohetes se realiza de manera precisa y evita la caída de la obra muerta por su destrucción a una altura segura, generando pequeños trozos de materiales plásticos de escaso peso. Hasta el momento, VAGX-HUAYRA es la única solución comprobada a nivel global para mitigar este fenómeno.

En la actualidad, la ofensiva antigranizo se realiza con diversos métodos, como la siembra con aviones, el tendido de redes metálicas sobre los cultivos y las ondas de choque generadas por explosiones de acetileno. El sistema de cohetes desarrollado por el Programa Pampa Cielo aporta vectores de bajo costo, fabricados con materiales degradables, que complementan los sistemas de detección vigentes. A su vez, el diseño exclusivo del cohete VAGX-HUAYRA lo hace altamente competitivo respecto de los existentes en el exterior, ya que estos provienen como excedentes de la industria armamentista y no son suficientemente eficientes en esta otra función.

Si bien esta tecnología está siendo aplicada a nivel internacional, no existe competencia directa a nivel local y es un importante complemento para enfrentar este fenómeno climático. La problemática y el desarrollo en materia aeroespacial es crítica en la actualidad, no sólo a nivel industrial, sino como herramienta de fortalecimiento de la soberanía nacional.

I C T E

ICTE

Usina

© ICTE 2018 - Todos los derechos reservados

Instituto Civil de Tecnología Espacial I C T E

Vector Huayra

Proyecto de desarrollo industrial

El granizo es un fenómeno climático que se extendió a diversas regiones del país, generando pérdidas millonarias a los productores que lo padecen. Un equipo multidisciplinario del programa Aeroespacial Pampa Cielo, desarrolló el proyecto VAGX-HUAYRA, diseñado específicamente para ser usado por el sector agropecuario de las regiones de Cuyo, Noroeste argentino y el Alto Valle de Río Negro, donde el granizo afecta a la producción vitivinícola, de tabaco, legumbres y frutas respectivamente.

El proyecto VAGX-HUAYRA consiste en un sistema de cohetes para la lucha antigranizo que se activan cuando los radares meteorológicos detectan la formación de celdas de protogranizo. De forma automatizada, las lanzaderas de la central de tiro, disparan cohetes que ingresan en la nube granicera y descargan reactivos químicos a lo largo de su trayectoria, y así evitan la formación del granizo en tamaños nocivos.

Este vector autopropulsado tiene un alcance de 10km en la vertical, lo que le permite llegar a los centros de formación de granizo más altos que se producen en la provincia de Mendoza, incluso bajo las condiciones climáticas más adversas. A su vez, cuenta con un novedoso sistema de guía aerodinámico, que le permite una estabilización que asegura la descarga de los reactivos en el punto y momento exacto de formación del granizo en la nube. De este modo, la operación de lanzamiento de cohetes se realiza de manera precisa y evita la caída de la obra muerta por su destrucción a una altura segura, generando pequeños trozos de materiales plásticos de escaso peso. Hasta el momento, VAGX-HUAYRA es la única solución comprobada a nivel global para mitigar este fenómeno.

En la actualidad, la ofensiva antigranizo se realiza con diversos métodos, como la siembra con aviones, el tendido de redes metálicas sobre los cultivos y las ondas de choque generadas por explosiones de acetileno. El sistema de cohetes desarrollado por el Programa Pampa Cielo aporta vectores de bajo costo, fabricados con materiales degradables, que complementan los sistemas de detección vigentes. A su vez, el diseño exclusivo del cohete VAGX-HUAYRA lo hace altamente competitivo respecto de los existentes en el exterior, ya que estos provienen como excedentes de la industria armamentista y no son suficientemente eficientes en esta otra función.

Si bien esta tecnología está siendo aplicada a nivel internacional, no existe competencia directa a nivel local y es un importante complemento para enfrentar este fenómeno climático. La problemática y el desarrollo en materia aeroespacial es crítica en la actualidad, no sólo a nivel industrial, sino como herramienta de fortalecimiento de la soberanía nacional.